Autoestima

¿Tienes problemas de autoestima?

Quizás lo más importante de tener un bajo concepto de ti mismo, es la sensación interior de impotencia… de no contar con la capacidad para lograr lo que te propones.

Del miedo a los demás o creer que son superiores en forma alguna a ti.

[sam id=”4″ codes=”true”]Del creer que no eres lo suficientemente especial como para ser querido, valorado… amado.

autoestimaDe no creerte digno del amor y del aprecio.

Lo curioso, es que tienes lo mismo que los demás ¿Porqué te sientes menos entonces?

Mi primera observación, es que cuando tú eras pequeño (a), eras audaz, atrevido (a)…curioso (a).  Aprendiste a patinar después de muchas caídas y moretones. Claro, llorabas, pero de ninguna forma pensabas acerca de ti que eras un tonto o algo así ¿verdad?

Simplemente te levantabas y seguías intentándolo… hasta que aprendiste a patinar. Nunca asociaste tu valor personal al que te cayeras y tropezaras. Simplemente seguías intentándolo por inercia, como algo instintivo y natural.

Eras feliz, no importando si eras pobre. Nunca pensabas en ti en términos de valía.  Simplemente disfrutabas cada momento, jugabas, reías, llorabas, preguntabas…

Te perdías en la vida. Jamás te pasaba por la mente pensar en abstracciones acerca de tu valor.

El bombardeo para crearte una baja auto-valoración, surge por una necesidad temprana de tus padres de controlarte. Eres tan libre, seguro de ti, inquieto, que creas molestias.  Ahí comienzan los problemas de autoestima

autoestima (1)Entonces, tus padres intentan “domarte” desde que eres pequeño. “Si no te comportas, ya no te voy a querer”, “Si te portas bien, te compro algo”, y así, empiezas a dominarte y ahogar a tu verdadero ser.

Luego, la competencia entre padres, de que su hijo o hija es mejor, más alta o más inteligente que las otras… y te enfrentan contra tu primo, tu hermano… como si fueran gallitos de pelea, no?
Ahhhh, como me molestaba eso de mis padres cuando era pequeño. Pero así son todos, verdad?

Cuando vas a la escuela, convives con compañeritos que a su vez son bombardeados por sus padres con buenas dosis de críticas… y recuerda que los niños son fiel reflejo de lo que sus padres les dicen.

Los niños repiten fielmente lo que les dicen sus padres. Entonces, si un niño que recibe un mensaje en su casa “eres un tonto”, a la vez él te va a decir “eres una tonta”. En verdad comienzas a pensar que lo eres.

Entonces, es cuando comienzas a crear mentalmente una baja imagen acerca de ti. Y descubres que si haces lo que tus padres y compañeritos te dicen… tendrás la etiqueta de niño bueno, bien portada y decente…

Y comienzas a decir lo que los demás desean oir… actuar con miedo, no sabiendo si tus palabras serán aprobadas por los demás, y toda tu vida te vuelves títere de los deseos de otras personas.

[sam id=”1″ codes=”true”]Sobre todo, los padres son muy importantes en estas primeras etapas de tu vida. Recuerdo con tristeza el caso de un buen compañero de trabajo.  Me platicó: “Cuando yo era niño mi mamá me decía, si no estudias… ¡vas a acabar como mensajero! Y heme aquí… he sido mensajero por 10 años”.

Evidentemente, su autoestima no era de lo mejor.

Una cosa es cierta en esta vida.  Tanto si crees que puedes o no puedes… estás en lo correcto.  Eres tu quien diseña su destino y en ti está el poder de cambiar todo aquello que no te gusta.  ¿Por dónde empezar?

Compara esto que te he dicho con tu historia personal y sé lo sufivientemente sincero para determinar si tienes problemas de autoestima.

Video: Autoestima

[sam id=”2″ codes=”true”]

Autoestima

autoestima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *